Lo más destacado de la información
Menú

Las matumas en Ixtenco, tradición que perdura

26 septiembre, 2016 a las 12:34 pm | Por: Rigoberto Sánchez

 

En la historia de Ixtenco la celebración en Honor a San Juan Bautista  comenzó el 13 de enero de 1732 pero fue hasta 1929 cuando se cambio de fecha al  24 de junio, porque ese día en el calendario se festeja a este Santo, según comenta el cronista del municipio, Mateo Cajero Velázquez.

Este festejo se hacía en enero, porque era cuando salía la cosecha, para hacer los distintos eventos se vendían las tierras que les dieron los españoles, además de que con las semillas se hacían los arreglos y adornos para las fiestas.

Cajero Velázquez, señaló que previo a esta oficialización en 1693 comienzan las mayordomías conocidas como “Matumas” en lengua otomí  a partir de ahí se hacen mayores gastos para venerar a las imágenes, ya que antes sólo se realizaban ritos religiosos.

La designación del Santo patrón fue por el Rey de España, Carlos V quien decidió que cuando se erigiera un templo para venerar tendría que ser San Juan Bautista en los años de 1700, ya que en ese tiempo se empezó a construir el templo religioso.

Ahora bien, los mayordomos en primera son designados por el pueblo, un día después de la gran fiesta que se hace a san Juan Bautista, para que sean estos los que cada 24 de cada mes realicen el festejo hasta volver al 24 de junio.

Los Mayordomos de esta celebración, Don Higinio Angoa del Barrio de San Antonio Segundo, quien tiene en su casa la imagen de San Juan del Bautisterio quien tiene  este cargo junto con Don Medel Gutiérrez del Barrio de San Antonio Primero

Comentó que es un gran honor, ser el mayordomo de la festividad anual, y cada 24 de cada  mes junto con otros colaboradores realizan la festividad, recordó que hace años se asignaban sus colaboradores o “diputados”, pero ahora ya participan todas las personas de los dos Barrios, de alguna manera u otra, porque se les invita para los grupos musicales, la música y otras cosas que se necesitan para la festividad.

Para festejar a San Juan Bautista se inicia desde el 14 de junio con el novenario donde participa los nueve Barrios en una misa cada día hasta el 22, para dar paso a la gran festividad el 24 de ese mes.

Después se elige a los mayordomos para el siguiente año, en este caso son don Higinio Angoa y don Medel Gutiérrez los encargados de realizar las “Matumas” de cada mes y el pasado fin de semana como cada 24, se comenzó un día antes a las 12:00 horas con el repique de campanas y  cohetes  que anuncian este evento religioso, para que al siguiente día acompañados con las personas de cada Barrio acuden en procesión a la iglesia para asistir a una misa que se realiza a las 8:00 horas, una vez que termina, se regresan caminando a la casa de los Mayordomos para degustar el “Molito de Matuma”,  así como los “tamales tontos” envueltos con hojas de milpa o  planta del maíz.

img_4430 img_4433 img_4447

Celestina Bernardino García, junto con Angela Carmen de la Cruz Torres, dieron a conocer que desde dos días antes comienzan con los preparativos de la comida, para elaborar el atole agrio se comienza con seleccionar el maiz morado, se remoja un día antes, se apartan los olotes, que le van a dar el color, al siguiente día se va a moler y se deja fermentar la masa y por la tarde se comienza a preparar, se cuela, en lugar de agua se le echa la tinta del olote y se va moliendo hasta que queda bien cocido y también se le pone mucha canela, hasta que queda listo para tomarse.

En el caso del mole de matuma, se prepara con chile guajillo, cilantro seco y su panela, además de la carne de res o pollo, en la preparación de la comida participan mas de 25 personas en su mayoría mujeres, ya que se hace para al menos unas 500 personas o más.

img_4442

Cabe hacer mención que para la carne del mole se mata una res y  se pone a cocer durante cinco horas en promedio. para los tamales blancos o tontos es parecida la masa a los tradicionales que se comen en gran parte del estado, pero se envuelven con hoja de milpa y estos se hacen un día antes.

Hay que resaltar que en este año el atole agrio y mole de matuma, fueron declarados en este año patrimonio cultural inmaterial

El día de la fiesta llegan personas para dejar su “ovulo” que no es otra cosa que tortillas y les dan mole de Matuma para llevar o comérselo ahí, en donde no puede faltar la música de viento.

 

Comments

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacado

Niños de Ixtenco le cantarán al Papa

Investigación Especial

REPORTAJE DE LA SEMANA